El Bazar de la Confianza es la expresión más grande en la que nos vamos graduando de lo que significa La Plataforma Solidaria: Confiar Cooperativa Financiera, Fundación y Sólida; una fiesta muy particular que conjuga muchas cosas desde el punto de vista de las relaciones sociales y económicas.

Oswaldo León Gómez

Lo que somos y hacemos

 

El Bazar de la Confianza es uno de los encuentros más destacados que se realiza en materia de cooperativismo en el país; este es un evento de carácter público, participativo y de construcción colectiva que se teje con las organizaciones, entidades y personas que hacen parte del movimiento de la economía solidaria y que comparten los valores de nuestro Pensamiento Solidario integrado por formas asociativas, identificadas por prácticas autogestionarias, solidarias, democráticas, y humanistas, que promueven la equidad de género, el respeto por la diversidad, la naturaleza, el medio ambiente, el diálogo de saberes, el trabajo, los derechos fundamentales de las personas y el desarrollo integral del ser humano como sujeto, actor y fin de la economía.

¿Quiénes lo hacen posible?

El encuentro lo promueven la Cooperativa Confiar y su Fundación, de la mano de organizaciones solidarias, culturales y ambientales, quienes a la vez ayudan a convocar a cientos de propuestas y emprendimientos, formas de trabajo y producción cooperativa del campo y la ciudad, apuestas con incidencia en la transformación política, cultural, ambiental y social, propias del enfoque solidario.

El 70% de las propuestas participantes hacen parte de la Base Social de Confiar (asociados/as y ahorradores/as), y el 30% restante son amigos/as del proyecto, personas u organizaciones que comparten la convicción que otra economía sí es posible.

Metas y objetivos

Propiciar un espacio para el encuentro, la felicidad y el disfrute de los asociados y ahorradores de Confiar. El Bazar es una de las muchas formas de hacer transferencia solidaria, lo que se traduce en trasladar beneficios a los dueños de Confiar: sus asociados.

Todo lo que se ve y se vive en el Bazar es la evidencia de quienes confían en que sí es posible un sistema económico alternativo y real, más justo y en el cual las personas están en el centro; “un ejercicio ético y estético, contrario a los escenarios ilusorios y oscuros del capital que persigue, básicamente, la finalidad del lucro” (Confiar, una conquista solidaria) que nos ha llevado a una acelerada y creciente crisis mundial, cuya mayor consecuencia es la alarmante desigualdad mundial. Según el informe de OXFAM (Confederación internacional que trabaja para combatir la pobreza) desde 2015, el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el resto del planeta.

Queremos así que con cada nueva versión sean más los seres humanos que recuperen la confianza, la cual según el sociólogo alemán Niklas Luhmann es un hecho básico de la vida social, que nos libra de los temores y nos permite transitar por un mundo cuya complejidad puede asustarnos –devorarnos incluso-.

De las palabras a los hechos concretos

El resultado es una oferta diversa de experiencias; proyectos artísticos, culturales, sociales, políticos, ambientales, juveniles y productivos que ofrecen a los asistentes conversaciones y reflexiones en torno a preocupaciones e ideales comunes; exposiciones artísticas que hacen un llamado a la no resignación; actividades académicas para el intercambio de saberes, sentires y conceptos que permiten la sinergia entre las diferentes maneras de pensar el mundo; talleres que enseñan los conocimientos prácticos sobre cómo podemos proteger los recursos naturales y de cómo sí es posible un desarrollo económico sostenible y sustentable; la consolidación de relaciones económicas que se traduce en círculos solidarios entre los distintos sectores productivos; la venta e intercambio de bienes y servicios de los diferentes territorios del país en donde se apuesta por un consumo responsable; una programación artística y cultural que permite la expresión de las diversas formas del pensamiento, las ideas y búsquedas del ser humano, una día de felicidad que no termina.

La inversión

El Bazar de la Confianza es la evidencia de la transferencia solidaria que la Cooperativa hace a sus asociados. Los recursos con los que se hace el Bazar de la Confianza son parte del resultado del ejercicio financiero del proyecto solidario y cooperativo Confiar, que, a diferencia de los bancos que producen ganancias para unos pocos, genera excedentes que se reinvierten en lo más importante: nuestra gente.

Si sumamos todos estos años, las experiencias y conocimientos adquiridos podemos decir que el Bazar se ha institucionalizado en la memoria colectiva como un patrimonio solidario, evidencia de ello es la masiva y creciente asistencia que se registra con la llegada de cada nueva versión, al igual que el aumento de personas y organizaciones, provenientes de diferentes municipios del país, interesadas en inscribir sus propuestas y en sumarse al movimiento solidario; todo lo anterior nos ayuda a entender los retos económicos, logísticos y conceptuales necesarios para afrontar con decisión la llegada de cada versión, porque estamos dispuestos a promover la transformación social.

Por tal razón, el Bazar es la posibilidad real de darnos cuenta de todas las cosas buenas que podemos hacer si nos juntamos.